Sociable

28/4/10

Tercer Capítulo-"Crazy"...

Aquí está el tercer capítulo de la novela, y el enlace a las entradas anteriores por si te has perdido algo!

Primer capítulo: "Prólogo de una novela de verano"

Segundo capítulo: "Trayecto a ninguna parte"

Nicky va buscando el número de su amiga en la agenda de su Iphone, y no es por incidir, pero también de color rosa.

Nada, apagado o fuera de cobertura, le dejaré un mensaje en el buzón así que me llame cuando lo oiga.

-Nada cielo, apagado, esa o esta durmiendo...o algo peor..ha tenido que ejercer de mujercita esta noche...cosa que bueno, no se lo deseo ni a mi peor enemigo...ja ja ja.

-Cari, eres un poco cruel, Robert no es un ningún gigoló pero...tiene lo mas importante, y es un profundo respeto por ella, y además la quiere un monton.

-Nena, Robert se ha ido de .... %&#* mas veces de las que pudieses contar con los dedos de las manos, a ver para que suene mas fino, ha buscado fuera lo que dentro no tiene, y bueno en parte es comprensible, considerando que los hombres en su inmensa mayoria piensan mas con su cerebro fálico.

-Ja, ja...ya, bueno no lo sabia, pero entonces...¿Por qué sigue con él?

-Quizá porque su vida es mas fácil a su lado, no le faltan caprichos, y su vida esta absenta de preocupaciones económicas, en cualquier caso, le falta lo mas importante, no es feliz, así que tampoco entiendo que hacen juntos, y mientras dice esto va de nuevo incorporándose, ¿Otra vez al baño?, no… el aseo no queda en esa dirección.

Y mientras, un poco mas lejos, ella no piensa precisamente en eso, si no mas bien en que ha tenido una de las mejores experiencias de su vida, y precisamente al lado de un desconocido, un tipo del que solo sabe el nombre y el numero de teléfono.

No esta mal, no hace preguntas, el tampoco, únicamente después de permanecer en la oscuridad durante unas horas, sin pensar si quiera en la probabilidad de que hubiese pasado algún transeúnte por la zona, dando rienda suelta a sus deseos.

Una buena zona oscura, para ocultar unos deseos del mismo tinte.

-Llévame al hotel, son las dos y mi marido ya debe de haber llegado a la habitación, creo que debe de estar preguntándose en estos momentos donde carajos estoy.

-Tu marido? Ja, ja, ja, aha....ya veo...estas casada...bueno no debe de satisfacerte demasiado tu marido...-Dice insinuando sus grandes dotes amatorios.

-Creo que eso no te incumbe.

-Ja, ja, si creo que eso es lo que esperaba oír- mientras sube la radio del Chrysler. De hilo musical, una canción no menos apropiada para el momento, Crazy, de Aerosmith

No hay comentarios:

Publicar un comentario