Sociable

5/4/10

Segundo Capítulo..."Trayecto a ninguna parte"


-11:49-
-10,60 por favor- Dice amablemente el taxista sacándola de su entretenimiento particular.
.Oh si, disculpe, tenga, quedese con el cambio- Dándole un billete de 10 euros y una moneda de 2- Gracias, buenas noches.
-Buenas noches señorita.
Y sale del coche, cerrando quedamente la puerta trasera.
Nerviosa recorre con la mirada, los locales colindantes.
Nada. Terrazas abarrotadas de ingleses ávidos de frescas jarras de cerveza rubia y jóvenes que parecen esperar el toque de queda para levantar los culos del asiento e irse a bailar desenfrenadamente a los locales mas cool de la ciudad.
Otro paseo por las terrazas. Nada de nuevo.
Suspira mientras empieza a pensar que ha sido una estupidez.
Una ciudad desconocida, una situación inconexa, y ella allí, que no sabe muy bien cual ha sido el impulso que la ha llevado hasta allí.

Siente una presencia detrás, pero decide no girarse, no puede, es cómo si sus pies se hubiesen quedado clavados al asfalto, pero tampoco decide seguir andando, se queda quieta, agudizando el oído.
Una mano se posa sobre su hombro, lo cual sirve de puente para que el cuerpo situado a su espalda se acerque un poco mas, a varios centímetros de su nuca.
-Parece que nos volvemos a ver, no?
Y nota como una ligera brisa, cálida, mentolada, recorre su nuca, bailando alrededor de su cuello.
-Bueno, considerando que has sido tu el que ha tenido la brillante idea…si
Pero otra vez, parece que no pretende dejarla terminar y ya la ha cogido del brazo.
Corren a lo largo de la plaza. Bueno, el corre, ella únicamente lo sigue, porque, no sabe donde van.
Unas manzanas mas lejos, ya no hay terrazas, no hay luces, ni ingleses con cerveza, solamente estan el y ella, en el umbral de un patio, oscuro, apartado.
Las manos de el la acercan, se pierden bajo el vestido.
Hábiles, saben recorrer cada zona de su cuerpo, mientras, besa su cuello haciendo un recorrido largo, paciente hacia su escote.
Valerie quiere decirle que pare, pero no puede, ahora ya no.


-Chin, chin! Brindemos por nuestras futuras vacaciones, por nosotras, y por supuesto por esta noche- Nora levanta la copa y sonrie.
-Por nosotras y por el viaje de este verano...
-Cómo? Dónde vamos?-pregunta divertida, autoincluyéndose en los planes de Nicky, pero lo hace realmente porque sabe que lo estará.
-Había pensado en algo mas parecido a Thelma & Louise que a Vacaciones en Roma, pero bueno, se admiten sugerencias, lo importante y lo que pretendo primordialmente durante el tiempo que duren, es desconectar totalmente del resto del mundo.
-Wow! Me encanta! Además, sabes lo mejor de todo? Que no necesitamos estar largas horas en la cola de espera de una agencia de viajes.
-Claro, además, creo que para esas fechas ya tendré el coche, sólo espero que John no se retrase en la entrega. Mañana lo llamaré para meterle prisa.
-Escucha Nicky, ¿Sabes que van a ser las vacaciones de nuestra vida no?-Ríe Nora enérgicamente- Algún lugar por el que sientas predilección?
-Pues realmente no lo se....todavía, creo que esperare a venir de Santander, y en base a la experiencia pues decidimos si vamos hacia el sur, o si por el contrario preferimos algo mas intimo, mas tranquilo.
-A Santander? Cuando? No me habias dicho nada!
-Nada cari, una pequeña escapada que acabo de planear hoy, de veras que la necesito, además según me ha contado Valerie, la primera impresión del lugar ha sido excelente, he hablado con ella hace unas horas, cuando llegaron. Lo cierto es que no he vuelto a llamarla a ver como se presentaba la noche por allí. ¿Me disculpas un segundo? Creo que voi a ver como esta.
-Si, si cielo yo me quedo vigilando tu copa, eso sí, no me hago responsable de lo que pueda pasarle en tu ausencia- Mientras le guiña un ojo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario