Sociable

28/4/11

Sello Deacon para Ungaro.

El lujo hedonista era palpable durante la década de los 80 en la maison francesa Emanuel Ungaro, una filosofía que encumbró las riendas de la casa.
Ahora, treinta años después, y tras alguno de mala prensa, el diseñador Giles Deacon se hace con la voz de la casa, desde su creatividad y su savoir faire; y es que este diseñador británico se toma su trabajo como muy juego muy serio.


"...entre la diversión y el drama", con esta doble lectura convierte a sus colecciones en una especie única, para cada estilo y tipo de mujer. Idealizar un prototipo es antiguo.


Con un currículum intachable, y pasando de ser una promesa al éxito rotundo, las firmas donde ha dejado patente su sello han sido desde Gucci, Bottega Veneta, otra vez Gucci con Tom Ford y desde el 2003 con su propia firma.
Quédate con su nombre.
.


.
.
.




No hay comentarios:

Publicar un comentario